Skip to main content

Está claro que el mundo en el que vivimos es digital, nuestra responsabilidad como padres y tutores es educar en la realidad en la que vivimos. De poco sirve prohibir para siempre, algún día nuestros hijos conocerán las bondades y los problemas del mundo digital, sin duda en ese momento si les hemos educado para ello entrarán en un uso responsable. Con este artículo os apoyamos para buscar el bienestar digital, os damos tips básicos para facilitar la entrada de los menores en este apasionante y a la vez temido mundo. Si conseguimos una relación saludable con las pantallas habremos dado un gran paso en la educación de nuestros hijos.

Cuida del cuerpo

Estar atento a los efectos físicos, el cansancio de los ojos, asegurar una correcta postura es muy importante. Para ello te recomendamos 3 controles importantes. Reducir el volumen del sonido, ajustar el brillo de la pantalla y comprar fundas o estabilizadores para mejorar la postura. Estas primeras medidas nos ayudarán a mejorar el bienestar. Algunos sistemas además permiten controlar la distancia entre los ojos y el móvil de forma que si el móvil y los ojos se acercan de forma exagerada se apaga la pantalla ayudando a recordar la distancia óptima entre la pantalla y la persona.

Observa las emociones

Es muy importante identificar el momento emocional en el que están nuestros menores. Se trata de ir más allá de la pantalla y saber qué aplicaciones usa y qué efecto tienen en sus emociones. La variación de aplicaciones, cambio de los juegos, la interacción con otros son factores importantes para asegurar un uso sano de los móviles. Pero una pieza clave es el aprendizaje, mostrar como la tecnologia ayuda a aprender tiene un efecto de satisfacción muy positivo que repercutirá en una relación con los móviles de apoyo y ayuda. Ponles apps de mates, de ciencias, de ortografía, hay miles. En el Instagram de iLike.education te ayudaremos a elegir. Darle apps de aprendizaje, ayúdale a cambiar de juego, apóyalo para sacar partido al móvil con herramientas que le refuercen su autoestima. Nada como aprender para crecer como personas para sentirnos orgullosos.

Conecta con personas

El móvil no es desconexión, nuestra tendencia a pensar que cuando están con el móvil están solos es errónea. La mayoría de aplicaciones conectan con otras personas. Así, igual que estamos atentos a los amigos del colegio, igual que les ayudarnos a tener relaciones sanas, debemos también ayudar a construir conexiones sanas. Priorizar las relaciones que conectan amigos ya conocidos en la red y mantenerlos atentos a los nuevos amigos de los que solo conocen credenciales en apps y webs.
Forma parte de nuestra responsabilidad como padres madres o tutores el acompañarlos en el mundo digital como también les acompañamos en el presencial. Hablemos de quien han conocido en la red de la misma forma que hablamos de quien han conocido en el patio del colegio.

Cercanía, apoyo y límites

Entonces, nuestro trabajo es simple, se trata de estar cerca, de conocer lo que pasa. Igual que les preguntamos qué tal en la escuela y nos cuentan, debemos preguntar qué tal con el móvil, que usas, muéstrame qué hiciste ayer. Nosotros igual que les contamos detalles del trabajo, de nuestros amigos, les podemos mostrar también nuestro móvil, instalarnos apps que ellos usan y probarlas. En casa hay límites, hora de vuelta a casa, hora de dormir, en lo digital es bueno poner límites también. En todos los móviles se puede configurar fácilmente hora máxima de uso y cierre nocturno. Así como las prohibiciones no educan los límites siempre han sido fuente de hábitos sanos. Nuestras recomendaciones finales; conocer, limitar y conversar, para poder educar.

Escrito por Magí Almirallfundador de ilike.educación

Dejar Respuesta